WhatsApp: 1538945039 | 08109998555
VIDA SANA

Frutas y verduras para tu dieta diaria

¿Por qué debemos incluirlas? La OMS estima que un 2,8% de las muertes globales se pueden atribuir a la falta de frutas y verduras en la dieta diaria. Tips para una alimentación más saludable

frutas y verduras

UNA DIETA INSUFICIENTE EN FRUTAS Y VERDURAS ESTÁ ENTRE LOS 10 MAYORES FACTORES DE RIESGO PARA LA MORTALIDAD GLOBAL

Que las frutas y verduras son buenas para nuestra salud no es ningún descubrimiento asombroso. Ricas en fibras, vitaminas y minerales, reducen el riesgo de contraer enfermedades cardíacas, cáncer y diabetes, al mismo tiempo que mejoran la calidad de la piel y del cuerpo en general.

La Organización Mundial de la Salud recomienda un consumo de cinco porciones por día, con un mínimo diario de 400 gramos. ¿Qué tan lejos estás? Quizás podríamos tentarte agregando que las frutas y verduras son una fuente de juventud: gracias a sus antioxidantes, ayudan a retardar el envejecimiento.

A veces, sin embargo, no sabemos qué estrategias adoptar para incluirlas en nuestra dieta diaria. Aquí algunos trucos sencillos:

  • En el desayuno: no dejes pasar esta excelente oportunidad para cubrir una porción ya bien desde temprano con una fruta. Una banana, un jugo de naranja, frutas secas.
  • Al fuego: una gran forma de intensificar el sabor de las verduras. Cortados en finas tiras, rodajas o cubitos, le agregás un toque de aceite de oliva y al horno o a la parrilla. Exquisito.
  • Salteadas: las verduras cortadas muy finas van directo al wok. Agregá un poco de aceite y salsa de soja, y cociná las verduras revolviendo todo el tiempo.
  • Postres de frutas: un alimento perfecto al terminar la comida. Ensaladas, salsas, duraznos en almíbar, tarteletas de frutas, todas riquísimas maneras de concluir una comida sanamente.
  • A la vista: deben estar siempre en un lugar visible y de fácil acceso, de modo que ante el primer síntoma de hambre, en vez de un snack, te tientes a comer una fruta.

El método es encontrar las oportunidades para ingresarlas a la dieta diaria. En el día a día, sin afectar demasiado la esencia de la receta, el objetivo es incorporarlas todas las veces que puedas en tus platos favoritos.